¿QUEREÍS SEGUIRME?

SI OS GUSTA MI BLOG, PODÉIS HACEROS MIS SEGUIDORES.

GRACIAS A TOD@S

Seguidores

miércoles, 28 de agosto de 2013

NATILLAS CASERAS DE VAINILLA CON GALLETAS OREO

¿Os apetecen para el postre de hoy unas natillas de vainilla con galletas oreo?  hecho; aquí os dejo mi receta, todavía estáis a tiempo de prepararlas, bien fresquitas están de escándalo y os aseguro que no os podréis conformar con una sola tarrina de estas, como decía aquel famoso anuncio de una marca de natillas muy conocida: REPETIMOS??
Estas natillas son suaves al paladar, nada empalagosas y con ese sabor a galletas oreo que las hace irresistible; seguro que si las hacéis, en vuestra casa os lo agradecerán y no será la única vez que las preparéis. Son tan sencillas que se hacen en menos de media hora.
Con esta cantidad de ingredientes me han salido nueve vasitos tamaño yogur, si necesitáis más con aumentar las cantidades será suficiente.

INGREDIENTES:
750 ml de leche
4 yemas de huevo
120 gr de azúcar
20 ml de vainilla líquida
30 gr de maicena
16 galletas oreo

PREPARACIÓN:
Poner la leche con la vainilla en un cazo y llevar a fuego medio.
Mientras mezclar las yemas con el azúcar y con la maicena, cuidando que no queden grumos.
Cuando la leche esté caliente verter la mitad sobre el bol donde está la mezcla de yemas,
remover y añadir al cazo donde está el resto de leche con vainilla,
bajar el fuego al mínimo y no dejar de remover hasta que comience a hervir............
.........apartar y verter sobre los vasitos de presentación donde tendremos las oreo picadas.
Yo he puesto unos trocitos de galletas en el fondo, después dos cucharadas de natillas, he vuelto a poner otro poco de galletas y otras dos cucharadas de natillas y para decorar una galleta oreo entera.

Si queréis otra forma de presentación a ver si os gusta ésta, simplemente galletas oreo picadas, natillas y oreos picaditas por encima.

 Y como ya he hecho estas natillas unas cuantas veces, os pongo fotos con otra presentación distinta, simplemente galletas molidas en el fondo, natillas y por encima galletas molidas.


Elegid vuestra forma de presentar, de cualquier manera es un postre que os hará triunfar.

viernes, 23 de agosto de 2013

CONSERVA DE TOMATE

Desde tiempos remotos es costumbre almacenar conservas de frutas y vegetales de verano, para cuando en invierno no hay o su precio anda por las nubes poder tirar de ellas para su consumo.
Yo aprendí esta costumbre de mi abuela y mi madre, desde bien chiquinina todos los veranos me ponían con ellas para que aprendiera como se hacía.
Mi abuela me contaba que esta tradición había cambiado mucho desde que ella aprendiera de sus padres hasta entonces, por ejemplo en la forma de envasar la fruta, tenían que cortarla bien fina para poderla entrar por la boca tan estrecha que traían las botellas de cristal de aquellos entonces y para taparlas usaban tapón de corcho, para cocer las conservas lo hacían en grandes candelas que encendían en la chimenea, ¡que calor! en julio y agosto con candelita, no te digo ná; después ya cambió la cosa bastante y empezaron a llegar los botes de zumo con boca más ancha a la de las botellas y con su tapón hermético, ¡vaya diferencia a la hora de envasar! también cambió la forma de cocerlos, ya nada de candela o por lo menos en mi caso, ahora es más cómodo y menos caluroso ya que tenemos la ventaja de poderlos hacer con los anafes de gas y esto si que cambia, ni la mitad de calor se pasa.
En fin no deja de tener su trabajito el envasado de conservas, pero después en invierno cuando no hay frutas o vegetales de temporada lo buenas que están, el sabor es único, nada comparable al otro.

La conserva que os traigo hoy es la de tomate, un producto que ahora abunda y que en mi caso son ecológicos 100% nada de cositas raras para hacerlos crecer, solo sol, buena tierra y mucha agua.
Estos son de la huerta de mi suegro que todavía y con 83 años la siembra para que sus hijos tengamos de todo. Mirar que preciosidad.
El uso que podemos darle a esta conserva es mucho, ya que lo podemos utilizar para guisar, para salsas, hacer tomate frito, para gazpacho que en invierno está riquísimo, para picadillo, para acompañar ensaladas, en fin para el uso que cada uno quiera darle.
Y ya paso a contaros como me enseñaron y como todavía lo sigo haciendo.

INGREDIENTES:
tomates............. muchos tomates

PREPARACIÓN:
Lavamos los tomates para quitarle la posible tierrilla que traigan.
Ponemos agua a calentar en una olla amplia, cuando esté a punto de hervir vamos echando tomates a los cuales le habremos abierto una cruz en el "culete" dejamos dos minutos y sacamos; vamos escaldando más hasta terminar con todos.
El siguiente paso será pelar los tomates y quitarles el pezón verde.
Después troceamos los tomates (a mi me gusta que los trozos sean grandecitos pero lo podemos hacer a gusto de cada cual) escurriremos la pulpa y todo el caldo que le podamos quitar
y nos disponemos a meter en los botes escaldados.
Vamos metiendo trozos de tomate, al llenar medio bote le introducimos un palo (yo utilizo el mango de un mortero que tengo destinado solo para este fin) no tenemos que dejar ningún hueco de aire si no se estropearían, acabamos de llenar justo hasta el borde del bote y ponemos la tapa.
Esto lo haremos hasta terminar con todos los tomates que tenemos picados, después volvemos a revisar que la tapa esté cerrada a conciencia y metemos en un recipiente (en mi caso un bidón que tengo solo para esto, concretamente este bidón me hace para 14 botes del tamaño que veis en la foto) cubrimos de agua, tapamos y lo ponemos a fuego fuerte.
Cuando el agua comience a hervir contamos 15 minutos y apagamos.
Dejamos los botes dentro del agua hasta que ésta enfríe por completo, después sacamos, dejamos secar el bote, ponemos la fecha de envasado y listo.
Esta conserva puede llegar a durar unos dos años en perfectas condiciones.
Yo utilizo botes de mayonesa, para mi son del tamaño adecuado y la boca la tienen bien anchita.
Y aunque larga la entrada espero que os sea de mucha utilidad.




lunes, 19 de agosto de 2013

PASTEL DE PAN DE MOLDE

Para la cena de anoche preparé un pastel frío con pan de molde, es muy cómodo a la hora de hacer y más aún a la hora de comer. Este tipo de pasteles tiene la ventaja de que aparte que se hacen en un momento se pueden preparar con antelación.
Lleva todos los ingredientes triturados por lo que se extiende con mucha facilidad sobre el pan y le aporta jugosidad.
Sin más, paso a contaros que lleva y como lo hice. 

INGREDIENTES:
1 bolsa de pan de molde sin corteza
2 latas de atún en aceite de oliva
3 cucharadas de mayonesa
6 palitos de cangrejo frescos
3 huevos duros
3 cucharadas de tomate frito



PREPARACIÓN:
En el vaso batidor pondremos en primer lugar el atún seguido de la mayonesa, los palitos troceados y los huevos picados, trituramos hasta conseguir una masa tipo paté, le mezclamos el tomate frito para darle un color bonito y nos disponemos a montar el pastel.


Forramos un recipiente rectangular con papel film transparente y vamos alternando capas de pan  y capas de masa. Terminamos con pan que untaremos con tomate frito, esto lo haremos para que al desmoldar no se nos pegue el pan en el plato de presentación.

 Guardamos en el frigorífico durante una hora o dos para que la masa coja consistencia, después desmoldamos y cubrimos con parte de la masa que habremos reservado.
 Adornamos a gusto, yo en mi caso he puesto tomate y unas rodajas de huevo duro espolvoreado todo con perejil seco.

 Ea, aquí os presento mi ración.

lunes, 12 de agosto de 2013

RAPE EN SALSA DE VERDURAS


Ya hacía tiempo que  no subía un plato de pescado, hoy le toca el turno al rape, un pescado blanco que tiene una carne sabrosa y firme; rico en proteínas, vitaminas y minerales, con muy poca o casi ninguna grasa, lo que hace que cocinado con una salsa ligera sea un plato ideal para dietas de control de peso.
Se caracteriza por tener un aspecto muy singular, con una boca ancha que le ocupa gran parte de su extensa cabeza.
En este caso lo he comprado fresco, limpio de cabeza y tripas, así solo he tenido que quitarle la piel antes de cocinarlo.
Y esta es la receta que he hecho hoy:

INGREDIENTES: (para cinco personas)
6 colas de rape
1 cebolla
4-6 dientes de ajo
1 pimiento rojo
2 tomates
50 ml de coñac
harina
aceite de oliva, pimentón dulce y sal

PREPARACIÓN:
Quitar la piel al rape, trocear y salar. Reservar.
Hacer un sofrito en un fondo de aceite con la verdura troceada, cuando poche añadimos el coñac y flameamos, trituramos la verdura flameada y volvemos a poner en la olla, rectificamos de sal y añadimos un poco de pimentón dulce e incorporamos los trozos de rape enharinados, dejamos unos minutos, removemos cogiendo la olla por las asas, (así el pescado no se romperá ni se pegará al fondo) agregamos un poco de caldo de pescado, a falta de éste pondremos un poco de agua, dejamos que hierva y cocemos durante 15 minutos.

 Emplatamos y listo para degustar.

lunes, 5 de agosto de 2013

HELADO DE MERMELADA DE HIGO


Otra de helados, hoy de mermelada de higo, un helado sencillo que no necesita muchos ingredientes y lo mejor de todo sin huevo, lo preparamos rápido con o sin heladera y a disfrutarlo que está buenísimo.
La  mermelada la podéis sustituir por la que más os guste, pero con ésta queda riquísimo.

INGREDIENTES:
300 ml de nata 35% MG
150 gr de mermelada de higos
125 ml de leche entera
25 gr de azúcar invertido Receta aquí
PREPARACIÓN:
Montar la nata (no hace falta que tenga un punto fuerte de montado)
Mezclar la leche con el azúcar invertido y la mermelada de higo.
Es importante tener todos los ingredientes bien fríos, así no necesitará tiempo de reposo en la nevera y podremos mantecar directamente.
Incorporar ésta mezcla a la nata semimontada, mezclar todo y verter en la heladera.
Como siempre digo en las recetas de helados hay que tener el cubo de la heladera congelado, así nuestra mezcla no perderá frío y mantecará antes.
Ponemos en funcionamiento la heladera y dejaremos unos 40 minutos, cuando veamos que está mantecado sacamos, vertemos en un recipiente y llevamos a congelar.
 Es un helado muy cremosito y con un ligero sabor a higo muy agradable.
Cuando vayamos a consumir sacamos cinco minutos antes del congelador, servimos y adornamos a gusto; yo simplemente le he puesto un poco de crocanti de almendra y unos barquillos.
Ya veis que con pocos ingredientes hemos preparado un helado de rechupete y sin huevo como a mi me gustan.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...